Que te sirvan un delicioso café implica más que una marca: implica buen producto, buen tostado y una buena preparación. Eso lo tiene muy claro el Café Morenita Mía, un negocio local de Guadalajara que inició como distribuidor a centros de consumo, y ahora comienza a abrir diferentes barras de café por la ciudad.

Por el momento con sucursales en Niños Héroes (a 1 cuadra de López Mateos), por el Hospital Civil Viejo, y una próxima por abrir en Chapultepec y López Cotilla.

Uno de sus slogans es “Cambiando la cultura del café” porque quieren ayudar a mejorar la educación sobre el café, y esto me tocó vivirlo tanto en la barra de Niños Héroes, como en su taller de tostado: en la barra me preguntaron cómo me gustaba el café y qué es lo que quería apreciar del café que yo quería probar… entonces me explicaron los diferentes métodos de extracción que manejan y me sugirieron el grano adecuado para mi gusto.

Y en el taller viví una degustación de diferentes cafés de México con también diferentes métodos de extracción. Ahí descubrí que el sifón japonés te da una amplia gama de sabores que no son tan fáciles de descubrir en una simple cafetera de “diario”. Confieso que soy de las que le pongo un poco de azúcar al café, pero con el sifón japonés no fue necesario: salieron los sabores dulces del café… la verdad que fue increíble esta cata.

“Tostamos con los sentidos”

Es otro de sus slogans, ya que ellos se dejan llevar por el olor y ruidos que va a haciendo el café al tostarse y no se dejan llevar sólo por el color (lo cual hacen muchas empresas)

Manejan cafés de Michoacán, Guerrero, Nayarit, Veracruz, Oaxaca, Chiapas y claro que Jalisco, entre otros. Lo padre es que te saben decir el nombre del productor y todas sus propiedades…

Y en cuanto al tema de alimentos que ofrecen en las barras, están incorporando postres y panadería típica de México, y ahí encuentras un delicioso pan de elote o bien galletas hechas por las Mujeres del Maíz de Ahualulco de Mercado!

Si quieres visitarlos, síguelos en sus redes sociales, y sigue al pendiente de sus catas y degustaciones en el taller (algunas son gratuitas)