Ayer terminó el Festival Gastronómico Sabores de San Miguel, donde algunos de los mejores restauranteros de la ciudad expusieron sus delicias al público en el Parque Júarez.

Con un precio de 20 pesos por bocadillo, podías degustar lo que más quisieras: desde comida mexicana, comida hindú, o por qué no, un buen mezcal.

Estos precios módicos lograron que la gente pudiera probar un poco de la alta gastronomía que se prepara en San Miguel.

La música estuvo presente en el evento, y algo que me encantó, es que pusieron mesas largas para compartir con otros asistentes, y no las típicas mesas de metal con sillas incomodísimas.

El único “pero” es que empezó tarde el evento, ojalá y mejoren el tema de la puntualidad por respeto a los asistentes que llegamos a las 12 en punto que era cuando estaba anunciado el comienzo.

Les dejo la galería de fotos:

(click en la foto para agrandar)