Esta si que es una curiosidad muy interesante: harina de café, el cual está involucrando a productores de México, Hawaii, Nicaragua y Guatemala.

La “harina” se elabora de la pulpa de la cereza que recubre al grano de café, la fruta es procesada: se seca y se muele y se obtiene un polvo de color café oscuro, el cual no sabe a café (recuerda, está elaborado con la fruta que recubre al grano).

Su uso es principalmente para añadir nutrientes a los platillos que la incorporan ya que contiene potasio, hierro, fibra, proteína, cafeína y muchos antioxidantes. Se aconseja añadir a productos de pastelería y repostería.

No viene a sustituir a la harina de trigo, ya que sólo se puede utilizar en sustitución de máximo 30% de ésta en una preparación.

Lo interesante es que con esto se apoya a los productores de café, los cuales son los más castigados con los precios de éste… así aprovechan al 100% el producto de los cafetales haciendo esta harina y ganando algo más!

 

Te interesa conocer más de este proyecto, entra a su web: www.coffeeflour.com