Resulta que tomar dos tazas de café al día puede ayudar a prevenir accidentes cerebrovasculares.

Así lo descubrieron los científicos de Karolinska Institute en Estocolmo.

Y sí está todo en la medida: los que toman 2 tazas al día lo pueden prevenir en un 14% mientras que los que toman de 3 a 4 tazas por día reducen un 17%; pero si tomas más de 6 tazas al día, sólo se previene en un 7%