Me pareció muy curioso este salero-pimentero:

En teoría el “mal hábito” sería la sal, ¿no? y el “buen hábito” sería la pimienta, pero están al revés! jejeje! (por los colores y lo que implica el blanco y el negro).

Vienen unidas con un imán para tenerlas siempre juntitas y no se te pierdan, pero las puedes separar a la hora de la comida.

Cuestan 11.95 dólares.