Resulta que la compañía Hershey’s demandó a la empresa Williams-Sonoma que vende artículos para repostería, específicamente por este molde:

Parece que los chocolateros se molestaron porque se parece muchísimo a su producto. Aunque el de la tienda sólo dice “chocolate” y sirve para hacer brownies.. no creo que alguien confunda un brownie con un cuadro de chocolate Hershey’s….

Veremos quién gana…

Y por si les interesa tener uno, cuesta 30 dólares