En Japón es muy común encontrar en los restaurantes los platos que ofrecen ya montados, con la particularidad de que son de plástico…

Al parecer a los japoneses les gusta ver lo que van a ordenar antes de pedirlo, y como obviamente no se va a tener todo el menú preparado para ver (y luego tirar todas esas muestras) pues se les ocurrió hacerlos de plástico.

De hecho primero fueron hechos de cera, y el iniciador de esto fue Takizou Iwasaki, a él se le ocurrió que sería bueno vendérselos a los restaurantes, allá por 1931 y al día de hoy su empresa es la que cubre el 60% de las muestras de los restaurantes nipones y de otros restaurantes extranjeros.

* foto de The Flying Kiwi