Reza este cartelón de McDonalds

Me hizo sonreir… pobre vaca, ¿se imaginan?