Un hombre en China, Li Huiyan, cavó 15 metros en su cocina, para así poder pescar…

Resulta que antes había un río que tenía abundantes peces, pero ese río desapareció de la superficie y él sabía que el río pasaba por debajo de su casa, así que contrató a vecinos para que le ayudaran a cavar y encontrar el río…

Ahora deja una red y baja todos los días a ver su “cosecha” y hasta el momento ha juntado una buena pesca, por la que le han pagado un poco más de 40 mil pesos mexicanos, por todo lo recolectado.

Hombre inteligente! y con pescado super fresco para comer todos los días! 😉

* con información y foto de Ananova