Científicos en la Universidad de Oxford, Inglaterra han descubierto que ser vegetariano afecta al cerebro.

Debido a la falta de vitaminas presentes en la carne, pescado y lácteos, los cerebros de los vegetarianos pueden sufrir mermas.

También la falta de la vitamina B12 provoca anemia e inflamación del sistema nervioso.

La solución: tomar complementos vitamínicos y tener chequeos periódicos con un nutriólogo o un médico.

* con información del The Times India.